Inma Alonso
Oriente me atrapó desde el primer instante, tanto a nivel espiritual, como en su síntesis de colores y aromas. Una amable sonrisa al preguntar si voy en la dirección correcta, y ya me hacen sentir como una local más. Aún recuerdo la impresión que me causó conocer la vida anfibia del lago Inle, el amor por el detalle de la arquitectura balinesa, los contrastes de sabores, finamente conjuntados de la cocina vietnamita. Disfruté de tradiciones y ritos, de su artesanía milenaria, de danzas y bailes, y, sobre todo, de las innumerables lecciones de buena educación de sus gentes. En compensación, estoy obligada a compartirlo con todos vosotros.
Descubre
Descubre el mundo de Inma Alonso
logotipo