Busca en Utópica
Home
Destinos
Tel el Amarna

Tel el Amarna

En su quinto año de reinado, a mediados del siglo XIV a. C., el faraón Akenatón decidió fundar en este enclave la nueva capital de Egipto, consagrada a un único dios, Atón, que abolía a todos los demás. De trazado ortogonal, la ciudad comprendía el gran templo dedicado a este dios solar, los palacios reales –incluido el de su segunda esposa Nefertiti– y muchas otras construcciones. A la muerte del mandatario, se quiso borrar su huella de este lugar y pocos son los restos que quedan en pie. Su historia, sin embargo, sobrevive muy viva.

¿No encuentras lo que buscas?

CONTACTA CON NOSOTROS
logotipo de Utópica logotipo de Utópica