Buscando experiencias únicas: la nueva forma de viajar

El mundo es un libro, y los que no viajan sólo leen una página. ~San Agustín

Yo me declaro nómada. Comencé a viajar antes de nacer y desde entonces viajar es mi pasión. No soy un turista, tampoco diría que un aventurero en busca de experiencias limite pero si soy un viajero. El turista medio no es aventurero por naturaleza y por las actuales circunstancias y hasta que no se normalice la situación sanitaria al 100% se aventura a viajar por la geografía nacional o como mucho viajar a algún destino no muy lejos de su casa. Sin embargo para los viajeros lo imprevisto forma parte de la aventura.

A muchas personas les parece demasiado trabajo organizar un viaje y por eso son muchos los que sueñan con viajar en lugar de hacerlo. Sin embargo, viajar es una de las cosas más positivas que puedes hacer por ti mismo. Aparte de la evidente diversión, viajar puede transformarte a muchos niveles. Proporciona felicidad y satisfacción mucho después de que el viaje haya terminado.

"Viajar no consiste sólo en volar a la siguiente ciudad."

Viajar no consiste sólo en volar a la siguiente ciudad, gastar dinero, hacer fotos y volver a casa con un bronceado. Se trata de descubrirte a ti mismo, aprender cosas nuevas, hacer nuevos amigos y acostumbrarte poco a poco a lo pequeño que es el mundo.

Cada momento, y cada nueva experiencia que se vive al viajar, tiene un impacto en el resto de nuestras vidas.

Cada momento, y cada nueva experiencia que se vive al viajar, tiene un impacto en el resto de nuestras vidas. Nos ayuda a tomar decisiones, cambia nuestra forma de pensar, nuestra percepción de las personas y los objetos que te rodean.

Las amistades que se hacen mientras se viaja, a menudo durarán para siempre. Echaremos de menos a nuevos amigos, porque nos ayudaron o hicieron sentir seguros en un país o una ciudad, en la que nunca esperábamos sentirnos como en casa. Esos nuevos amigos nos dieron la más cálida bienvenida, y estaremos deseando volver a encontrarnos con ellos, en algún lugar del mundo.

Para mi viajar hace que mi vida cotidiana sea menos aburrida. Los recuerdos de los viajes permanecen para siempre, y cada día pienso en el impacto que tuvo el último viaje en mi: las amistades, los recuerdos, el amor, la comida, el conocimiento, el estimulo a los cinco sentidos.

Los viajeros sibaritas que no significa pudientes buscamos experiencias únicas a la hora de viajar. Yo tengo una lista de deseos: pasar unos días en casas de los nómadas en Mongolia con pastores de renos y cazadores de águilas, que siguen viviendo sus tradiciones centenarias; participar con los indios Anishinaabe en el Circulo del Gran Espiritu en La Isla de Manitoulin (Canadá); cooperar con el Rancho de Salvamento de Tucanes en Costa Rica: viajar en las míticas motos Royal Enfield por los valles del Himalaya (India); visitar las magníficas bodegas de vino de Nueva Zeland; jugar al polo en el Rajastán con miembros de las familias reales de Jaipur y Jodphur (India); practicar el Heli-esquí en Alaska; hacer un crucero de invierno en un carguero con festival de jazz a bordo para visitar la aurora boreal son solo algunas de estas experiencias excepcionales que que Utópica me diseña cuidando hasta el último detalle.

Viajar es mi pasión, mi forma de vivir.